lunes, 28 de octubre de 2013

Tempo de pantasmas


Hoy he dejado abierta la nostalgia
a los fantasmas,
mis seres más queridos,

por si en mitad de la noche
deciden regresar

a enturbiar mis recuerdos,

o a desvelarme el sueño
con preguntas que ya no sé responder,
que ya no importan.
Han entrado con sigilo
y han desempolvado
el rostro de mi infancia
...

Mis fantasmas ,en fin,
han ordenado mis errores
según las fechas,
porque a ellos les gusta.
También me tranquiliza su presencia,
observar como recogen mi ceniza
con fervor de centinela,
esparciéndola aquí o allá,
haciéndola, de nuevo, sensible.
Agradezco que durante tanta eternidad
hayan convertido en novedad
lo resignado.

Ilustración, vía bookish-thought
Publicar un comentario