viernes, 13 de abril de 2012

Os dez motivos de Isaac Bashevis Singer

Diez razones para escribir para los niños 
Isaac Bashevis Singer
 
Tengo más de 500 razones para escribir para los niños, pero con el fin de ahorrar tiempo, enumeraré solo 10: 
1) Los niños leen libros y no críticas de libros. Los críticos les importan un pepino. 
2) Los niños no leen para encontrar su identidad. 
3) No leen para liberarse de un complejo de culpa, para satisfacer su ansia de rebelión ni para deshacerse del sentimiento de alienación. 
4) Los niños no hacen uso de la psicología. 
5) Aborrecen a la sociología. 
6) No intentan siquiera comprender a Kafka. 
7) Siguen creyendo en el Bien, en la familia, en los ángeles, en los demonios, en brujas, en los diablos burlones, en la lógica, en la claridad, en los signos de puntuación y en muchas otras cosas comprensibles. 
8) Les gusta leer relatos interesantes y no comentarios, ni guías o notas que acompañan a textos. 
9) Cuando un libro es aburrido, bostezan abiertamente sin sentimiento de culpa o temor a la autoridad. 
10) No esperan de su escritor preferido que salve la humanidad. Por más jóvenes que sean, ya han comprendido que él no está en condiciones de hacerlo. Solamente los adultos tienen ilusiones tan infantiles.

  Isaac Bashevis Singers nació en Polonia en 1904 y emigró a Estados Unidos en 1935, donde se nacionalizó en 1943. Su obra narrativa, escrita en yiddish, lo hizo merecedor en 1978 del Premio Nobel. Su bibliografía incluye títulos como Satán en Goray (1935), La familia Moskat (1950), El mago de Lublin (1960), El esclavo (1962) y Shosha (1978). Para los lectores infantiles y juveniles publicó Cuando Schlemel fue a Varsovia y otros cuentos y Cuentos judíos de la aldea de Chelm, entre otras obras. Murió en Miami, en 1991.
 
Fonte Cuatrogatos
Publicar un comentario